¿Qué es el “drayage” y cómo reducir su coste?

por Alberto Sanz

Si la palabra anglosajona “drayage” te suena a chino no te preocupes, a los americanos también les pasa. Este término, que en un principio hacía referencia a cómo los caballos tiraban de una carreta, es en la actualidad usado para referirse a los costes de manipulación de mercancías.

Si expones en una feria en USA olvídate de llegar con tu propio vehículo hasta el recinto ferial, descargar a mano y trasladar el material a exponer o tu stand hasta tu ubicación en el pabellón ferial.

En USA eso es Im-Po-Si-Ble! Así de simple. Ni tú ni el constructor de stand contratado podréis llevar poco más de lo que os quepa en el bolsillo hasta el stand.

Tan sólo la empresa contratada para la logística de la feria tiene permiso para mover bultos desde el exterior al interior de la feria, y a eso le llaman “drayage” - porque la palabra susto ya estaba ocupada en el diccionario! -.

Para alguien que esté acostumbrado a las exposiciones o ferias en Europa el hecho de que no puedas llevar ni tan siquiera un paquete de 500 folios hasta el stand puede sonar a guasa.

Aún más cuando descubras los elevados precios de este servicio de transporte obligatorio si se quiere exponer en cualquier feria de Estados Unidos, lo que significa que no puedes transportar nada por tu cuenta hasta el stand de tu empresa.

CWT, ¿Cómo se calcula el drayage?

Este coste por manipulación suele calcularse con una fórmula, el CTW (Carat Total Weight)

El CTW indica los X dólares que por cada 100 libras (unos 45 kg) la empresa os cobrará.

Esta X varía considerablemente dependiendo el estado, la ciudad e incluso la feria. Aquí un ejemplo para ilustrar la locura que representa este coste:

Suponiendo que una caja pese unas 4000 libras (unos 1814 kg), hay que dividir dicha cifra entre 100, con un resultado de 40. A este 40 le debes multiplicar el número X, es decir, el precio variable. El precio medio de EEUU por 100 lb es de $85.50. Esto resulta en $3.420, unos 2.740 € por una sola caja.

4000x100=40x85.50 = 3.420 USD

Desorbitado, ¿verdad?

A esto debemos añadirle el gasto de la mano de obra (es decir, el sindicato o “union” pertinente) y de envío desde el país de origen. Además, es bastante desconcertante saber que el coste del “drayage” variará según el lugar en el que tenga lugar la feria.

Ya hemos comentado que el precio medio nacional ronda los $85.50/hora (aprox. 68,9€), pero las diferencias pueden ser desorbitadas dependiendo del espacio geográfico. Así pues, mientras que en Austin el precio ronda los $63.00, en una gran metrópolis como Los Ángeles la cantidad se eleva a los $115.00.

¿Qué servicios incluye el drayage?

  • Mover el material desde el muelle de descarga de la feria o desde el almacén de recepción hasta tu ubicación en el recinto ferial
  • Retirar los embalajes vacíos antes de la feria, almacenarlos durante la misma feria y llevarlos hasta tu stand al concluir esta
  • Una vez has desmontado el stand y lo has vuelto a empacar en sus embalajes, cargarlo hasta el dock de carga exterior dónde lo podrás retirar

Algunos trucos o consejos para reducir este coste de manipulación son:

  • Construir el stand de la empresa con materiales más ligeros, en eso son expertos los constructores USA.
  • Aunque el precio se calcula por cada 100 libras, la mayoría de compañías no aceptan paquetes de menos de 200 lb, por lo que organizar bien los paquetes es primordial para ahorrar con el “drayage”. Ten en cuenta que si no es así, una caja de 50 libras de peso se cobrará como una de 200.
  • Enviar los paquetes con tiempo para abaratar costes.
  • Evitar enviar carga que requiera una manipulación especial, pues el precio se dispara.
  • Las horas de trabajo fuera del horario laboral habitual son mucho más caras (fines de semana, por ejemplo), por lo que hay que evitarlas.


Aún así, exponer en una feria en Estados Unidos es una gran oportunidad para tu empresa, por lo que el coste del “drayage” no debería ser un impedimento, pero es imprescindible contar con el apoyo de un experto en el mercado e improvisar lo justo, pues improvisar en USA suele suponer un incremento del 30 al 50% del coste.

Autor

Alberto Sanz

CEO en neventum

www.neventum.com